Dr. Jorge Gutiérrez Aceves
Urología, Endurología y Cirugía Robótica.
Guadalajara, México

Mas Información
La Asociación Europea de Urología recomienda el tratamiento con HIFU para Cáncer de Próstata en las Guías de Tratamiento 2014.
 

Tratamientos / HIFU

 
 

¿Qué es?

 

El ultrasonido focalizado de alta intensidad, o HIFU, es un procedimiento avanzado y de tecnología de punta para el tratamiento del Cáncer de Próstata. Es la opción de tratamiento del Cáncer de Próstata menos invasiva actualmente disponible.

El HIFU utiliza el poder de las ondas de ultrasonido para dirigirse hacia la próstata y destruir el cáncer que se encuentra dentro de la misma. A través del HIFU controlado con sistema robótico, se puede administrar el tratamiento de forma selectiva directamente en las zonas afectadas con cáncer, sin dañar los tejidos circundantes y sin los efectos secundarios al uso de radiación.

El sistema ABLATHERM® HIFU desarrollada en 1989 en Francia, se utiliza actualmente en Europa y Canadá en 192 grandes centros hospitalarios especializados para el manejo de Cáncer de Próstata, donde ha demostrado su alta efectividad y seguridad. Debido a que es una alternativa de tratamiento mínimamente invasivo otorga una excelente calidad de vida a los pacientes que padecen Cáncer de Próstata localizado.

http://www.HIFU-planet.es

 

Candidatos

 

Todos los pacientes con diagnóstico de Cáncer de Próstata localizado o en etapas iniciales que requieren tratamiento.

Otras aplicaciones:

1. Terapia focalizada: Es posible realizar tratamiento a un solo lóbulo de la próstata en forma focalizada en caso de que se tenga certeza de que las biopsias de próstata que confirmar el diagnosticado de cáncer provengan de un solo lóbulo. Esto permite preservar en forma intacta un lóbulo de la próstata y preservar en forma completa la capacidad sexual del paciente.

2. Recurrencia tumoral, terapia de salvamento: En caso de falla a tratamiento previo con radioterapia, la terapia local con HIFU es posible, con resultados semejantes a la terapia inicial con esta misma tecnología.

3. Terapia adyuvante paliativa: En caso de tumor de próstata localmente avanzado o tumor de próstata metastático, es posible realizar tratamiento con HIFU para erradicar el crecimiento de la tumoración local. Esto permite mejorar en forma significativa la calidad de vida del paciente, resolviendo los síntomas de obstrucción urinaria y las complicaciones relacionadas a esta obstrucción. Así mismo, observaciones recientes han demostrado que el tratamiento con HIFU como adyuvante o complemento a terapia hormonal en cáncer localmente avanzado o metastático, favorece la respuesta al tratamiento hormonal en el largo plazo con la posibilidad de prolongar la sobrevida en esto pacientes.

Procedimiento

 

Es un procedimiento que se realiza en la sala de operaciones, bajo anestesia regional y sedación anestésica. El tratamiento toma de 2 a 3 horas dependiendo del tamaño prostático y posteriormente sólo 24 horas de internamiento.

Se coloca al paciente sobre su costado derecho y se coloca un transductor a través del recto que es controlado de forma robótica. Este transductor administrará las ondas de alta frecuencia las que son controladas al mismo tiempo por el médico tratante a través de imágenes por computadora.

Posterior al tratamiento, debido a la inflamación esperada en la próstata luego de la administración del ultrasonido de alta frecuencia, es necesaria la colocación de una sonda transuretral durante 1 a 2 semanas. Existen algunos pacientes que son candidatos a que se les realice una resección de la próstata vía transuretral previo al tratamiento, durante el mismo tiempo en quirófano, lo que reduce el tiempo de colocación de la sonda a 1 o 2 días.

El dolor después del procedimiento es raro, habitualmente el paciente siente ligera molestia prostática que desaparece en pocos días. Al ser un procedimiento no invasivo, no existen incisiones o heridas en piel y no se experimentan las molestias o sensación de ardor al orinar relacionadas con la radioterapia.

Resultados

 

Diversos estudios europeos han demostrado la ausencia de células cancerosas hasta en un 92.1% de los casos al realizar biopsias de próstata posteriores al procedimiento. También durante el seguimiento clínico de los pacientes, durante 5 años, hasta el 86% de ellos mostraron niveles de Antígeno Prostático Específico en niveles óptimos (< 0.1 ng/ml) de forma estable.

En la gran mayoría de los casos, los pacientes tratados no requerirán alguna otra terapia para el manejo de Cáncer Prostático. En caso de requerirlo, puede utilizarse de forma segura una nueva sesión de HIFU o alguna otra terapia disponible en la actualidad para Cáncer Prostático.

Efectos Secundarios y Complicaciones


Como en todos los otros tratamientos de Cáncer de Próstata, existen ciertos efectos secundarios leves y complicaciones relacionados con la aplicación de las ondas de ultrasonido de alta frecuencia. La frecuencia de efectos secundarios y complicaciones serias es muy baja.

Con el uso de la tecnología HIFU robótico, el índice de complicaciones es cada vez menor debido a la alta posibilidad de focalización de tratamiento en las zonas afectadas.

La probabilidad y severidad de efectos secundarios y complicaciones pueden variar en cada paciente por lo que el médico tratante deberá aconsejar adecuadamente y de forma individual a cada uno.


Ventajas


Se trata de una modalidad de tratamiento opcional que ha demostrado su seguridad y efectividad en el manejo y control del Cáncer de Próstata. Es a su vez un procedimiento mínimamente invasivo por lo que representa una excelente opción en pacientes con riesgo quirúrgico elevado.

Menor tiempo de hospitalización, rápida recuperación y excelentes resultados en control del cáncer.

Menor incidencia de disfunción eréctil en fases iniciales después del tratamiento en comparación a cirugía.

El HIFU es eficaz y seguro en el manejo de Cáncer de Próstata localizado manteniendo una excelente calidad de vida a largo plazo.


 






Literatura Médica

Preguntas frecuentes