Dr. Jorge Gutiérrez Aceves
Urología, Endurología y Cirugía Robótica.
Guadalajara, México

Mas Información
La Asociación Europea de Urología recomienda el tratamiento con HIFU para Cáncer de Próstata en las Guías de Tratamiento 2014.
 

Tratamientos / Cirugía Robótica

 

Cirugía Mínimamente Invasiva

 
 

¿Qué es?

 

La prostatectomía radical se trata de una cirugía en la cual se extrae la próstata en su totalidad además de las vesículas seminales y en algunas ocasiones los ganglios linfáticos que se encuentran alrededor de la glándula prostática. El objetivo de esta cirugía es la curación y control del Cáncer de Próstata.

El sistema quirúrgico-robótico llamado "da Vinci®" ha revolucionado el tratamiento del cáncer de próstata a través de la prostatectomía robótica como un procedimiento mínimamente invasivo y que logra una mejor precisión y visualización de la anatomía quirúrgica y que en el paciente se refleja en su recuperación a corto y largo plazo.

La cirugía robótica tiene como principio la cirugía laparoscópica, a la cual es asistida mediante el sistema robótico "da Vinci®". Al realizarse a través de incisiones pequeñas, la cirugía robótica ofrece menos dolor en el pos operatorio y una recuperación más rápida. La instrumentación articulada, el filtrado de temblores y la magnificación de una visión 3D alta definición ayudan al cirujano a realizar una cirugía con mayor precisión, logrando así en el paciente una menor pérdida sanguínea, mayores posibilidades de preservar la continencia urinaria y los nervios encargados de la potencia sexual.

 

Candidatos

 

Son candidatos a este procedimiento todos aquellos pacientes con diagnóstico de Cáncer de Próstata Localizado y Localmente Avanzado que cuenten con un estado de salud global satisfactorio para un procedimiento quirúrgico.

 

Procedimiento

 

Se requiere una valoración médica previa por nuestro equipo médico. Usualmente la hospitalización se realiza el día de la cirugía. El día previo al procedimiento se lleva a cabo una preparación y limpieza del colon mediante un enema. El día de la cirugía es trasladado a la sala de operaciones en donde se encuentra el sistema quirúrgico robótico "da Vinci®". La anestesia para el procedimiento es anestesia general. El equipo de cirujanos inician el procedimiento realizando múltiples incisiones pequeñas (1cm) en el abdomen, para después ser colocados tubos de plástico que tienen la función de ser puertos de acceso a su abdomen para la cámara tridimensional y los brazos robóticos del sistema "da Vinci". Una vez realizado esto se procede a realizar la cirugía, en la cual en todo momento el control lo tiene el cirujano a través de la consola del sistema robótico y asistido por un segundo cirujano a pie del paciente. La duración de la cirugía es de aproximadamente 3 horas.

En la etapa final de la cirugía, se coloca una sonda o catéter transuretral después de la reconstrucción de la vejiga. Asimismo también se coloca un drenaje que va desde el sitio de la cirugía hasta ser exteriorizado, esto con la finalidad de control de secreciones de líquidos en el sitio quirúrgico. La duración de la sonda urinaria es de 5 a 7 días, lo cual va en relación al tiempo que toma en sanar y cicatrizar la reconstrucción de la uretra-vejiga. La duración del drenaje es de aproximadamente 2 a 3 días, dependiendo de la cantidad de líquido que es drenado.

Una de las ventajas de la cirugía robótica es la mínima invasión, con menos dolor en el pos operatorio y una recuperación más rápida, lo que hace que la estancia hospitalaria sea de 24 a 48 horas en la mayoría de los pacientes.

La posibilidad de llevar a cabo una erección para lograr tener actividad sexual esta relacionada a la calidad de la erección previa a la cirugía, sin embargo la posibilidad de mantener la capacidad sexual pre-existente mejora den forma significativa después de cirugía robótica en comparación con otras alternativas de tratamiento quirúrgico. Después de la cirugía se realizan ejercicios y tratamiento médico como parte de una rehabilitación peniana.

La recuperación de la continencia urinaria después de la cirugía de próstata es única para cada paciente, la gran mayoría lo logra en los primeros 3 meses después de la cirugía. Después de la cirugía y del retiro de la sonda urinaria se inician ejercicios pélvicos para alcanzar la continencia con mayor rapidez y eficacia.

En la actualidad debido a las nuevas técnicas quirúrgicas son pocos los pacientes que presentan estos efectos no deseados (incontinencia urinaria y/o disfunción eréctil) después del procedimiento. Si desea más información respecto al procedimiento, contáctenos y un médico de nuestro equipo se pondrá en contacto con usted.

Actualmente, la Prostatectomía Robótica es la modalidad de tratamiento más utilizada en EUA y con un crecimiento continuo en Europa, esto debido a los excelentes resultados obtenidos para el control del cáncer mediante una menor invasión. Es considerada como el tratamiento estándar para el manejo de Cáncer de Próstata Localizado.

 

Resultados

 

Beneficios de la Prostatectomía Robótica:

 

Para el Paciente:

  • Rápida reincorporación a las actividades habituales.

  • Hospitalizaciones más breves.

  • Menor riesgo de incontinencia urinaria e impotencia.

  • Menor sangrado.

  • Menor dolor después de la cirugía.

  • Menor riesgo de complicaciones.

  • Menos cicatrices quirùrgicas.

  •  
 

Para el Médico

 
  • Proporcionar una imagen en color de alta resolución 3-D

  • Interponer un equipo de cómputo entre la mano del cirujano y la punta del instrumento

  • Aumentar la destreza del cirujano de los aspectos difíciles del procedimiento

  • Posición cómoda del cirujano

  • Intercomunicación entre la consola y el asistente laparoscópico

 
 
 

Dr. Jorge Gutiérrez, Médico certificado por:

Testimoniales:

Jorge Robles Farías
Prostatectomía Radical Robótica

Salvador Pérez de León
Prostatectomía Radical Robótica

Armando del Hoyo
Prostatectomía Radical Robótica